Biografías Entrevistas

Esteban de Jesús

[tweetshare tweet=”Conoce más allá del ring la lamentable historia del boxeador Esteban de Jesús” username=”fitnessdigitmx”]

Un poquito de su historia.

Esteban nació el 2 de agosto de 1951 en la ciudad de Carolina, Puerto Rico, era un compañero de gimnasio de Wilfred Benítez y un conocido de la madre de Benítez, Clara Benítez. Fue entrenado por el padre de Wilfredo y el esposo de Clara, Gregorio Benítez. Fue el primer boxeador en derrotar a Roberto Durán como profesional.

Sobre el ring

De Jesús debutó como profesional en 1969, en San Juan Puerto Rico. Era un boxeador con mucho talento y una técnica especial.

Su récord fue de 57 victorias y 5 derrotas, con 32 victorias por nocaut enfrentandose a Ray Lampkin, Alfono Fraizer, Antonio Cervantes, Saoul Mamby y Guts Ishimatzu, entre otros.

Esteban  fue el campeón mundial de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo (C.M.B.), entre 1976-1978, y defendió su título en tres ocasiones. Pero perdió la unificación de A.M.B.-C.M.B. ante Duran en 1978, y con ello, perdió su título y comenzó a hundirse rápidamente pasando de la marihuana a la cocaína.

Esteban VS problemas

Esteban pudo haber llegado mucho más lejos en el boxeo mundial, pero su enemigo principal no era el peso, ni las condiciones físicas, sino el mundo de las drogas.

Algunos aseguran que desde su primera pelea con Durán, De Jesús había entrado poco a poco en la drogadicción. Su hermano mayor, Enrique y sus amigos compartían las jeringas de cocaína y heroína comprado con el dinero de De Jesús.

Te llevan a las partes y empiezas a usar el material. La peor parte es cuando abres los ojos, ya es demasiado tarde. Usted es ya un adicto.

puntualizó De Jesús.

En una riña, en noviembre de 1981, el destino de De Jesús, dio un giro para lo peor. Durante el fin de semana de Acción de Gracias, fue convicto por el asesinato de un joven de 18 años llamado Roberto Cintrón González, que estaba en otro carro a quien le disparó en la cabeza con una pistola calibre 25. González murió el 1 de diciembre 1980 y De Jesús fue declarado culpable de asesinato en primer grado y condenado a cadena perpetua por asesinato en primer grado. tras la disputa de tránsito.

Yo ni sabía que estaba matando a alguien, debido a la cocaína”, de Jesús dijo en la entrevista televisiva. “Mi esposa me dijo que había matado a alguien. Me siento muy mal por lo que hice.

Su sentencia lo envió a pasar el resto de sus días encerrado en la cárcel. Lamentablemente la madre de De Jesús murió de un ataque al corazón ese mismo año, debido a que se vio afectada emocionalmente por lo acontecido con su hijo. Después de esto Esteban decide convertirse en cristiano,a tal punto, que se hizo en predicador en 1984.

Entre las nuevas noticias de aquel entonces, salió a la luz pública que había adquirido VIH y  que luego, sufrió de sida.

Cerca de los 37 años llegó a pesar 90 libras. De piel oscura y pómulos salientes parecía no poder con su cuerpo. Esteban de Jesús paso sus últimos días como víctima del S.I.D.A. en una clínica en Río Piedras, Puerto Rico, un centro de rehabilitación para drogadictos, debido a su avanzado estado de deterioro físico. Esto impulsó a que varias celebridades como el salsero José “Cheo” Feliciano, el ex pelotero Orlando “Peruchín” Cepeda y el propio Durán lo fuesen a visitar.

De hecho, en un momento bien emotivo y a pesar de su condición de HIV- que para 1989 era todo un mito y mucha gente ni siquiera se atrevía a tener contacto físico con pacientes que tuvieran esta enfermedad debido a la ignorancia de cómo se transmitía – Durán sorprendió a todos al cargar a De Jesús en peso desde su cama, abrazarlo fuertemente y darle un beso en la mejilla. Posteriormente, invitó a la hija de De Jesús a hacer lo mismo.

 

Poco después falleceç a los 37 años de edad y a pesar de la huella imborrable que dejó impresa por sus logros dentro del ring, aún carece del reconocimiento que merece 25 años después de su muerte.

Deben darle más valor a lo que Esteban hizo en su carrera. Defendió nuestra bandera en el mundo y tiene sus méritos ya que fue un campeón mundial, Todo en la vida es pasajero, las cosas cambian, las personas vienen y van, pero se deja una huella.

dijo Samuel Serrano, quien entrenó junto a De Jesús.

Los boxeadores somos así, nos olvidan a pesar de le dimos tanta gloria a Puerto Rico. Nadie puede juzgar a otra persona y más cuando estuvo en medicamentos y no era él cuando hizo muchas cosas

agregó.

Inclusive, cuando la noticia de la partida De Jesús alcanzó otros países, la misma fue recibida como una tragedia.

Entradas relacionadas

Diego Lizardi Ganador del oro en anillos

fitnessdigital

En recuerdo al Paraguayo Cabañas

fitnessdigital

El recuerdo de una campeona, Soraya Jiménez

fitnessdigital

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, acepta las normas de tratamiento y almacenamiento de datos de este sitio web.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de privacidad. Aceptar Leer Más