Dietas Nutrición Perder peso

¿Qué pasa si consumes mucha fructosa?

Glucosa y Fructosa

Para empezar ¿Qué es la fructosa?

La fructosa, o levulosa, es una forma de azúcar encontrada en los vegetales, frutas y miel.

Pensaríamos que entonces es buena, ¿cierto? pues proviene de las frutas y verduras que son sanas. Pero como todo en la vida, si se consume en exceso, además de obesidad, puede causarnos alto colesterol y problemas de triglicéridos.

Solemos asociar a la fructosa con la fruta. Y todo esto es cierto, puesto que la fructosa es una porción de los carbohidratos de las frutas, sin embargo la mayor parte de nuestro consumo diario de fructosa NO viene de frutas.

Junk FoodEn realidad, la mayor parte de nuestra ingesta de fructosa proviene de alimentos con jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS) y sacarosa, siendo ambos encontrados en refrescos, alimentos procesados, dulces y prácticamente todo lo que podamos encontrar en el supermercado que esté dentro de una lata, caja o empaque de plástico.

Y ya que estamos hablando de azúcares, vamos a destacar las diferencias entre fructosa y glucosa (el azúcar que se encuentra en la mayoría de nuestros carbohidratos).

La fructosa es absorbida por medio del intestino a través de diferentes mecanismos bioquímicos.  La fructosa tiene un ritmo más lento de aceptación en nuestro cuerpo que la glucosa.

El consumo de glucosa con la fructosa a la vez, acelera la absorción de la fructosa. Esta es una de las razones por las cuales muchas bebidas deportivas contienen una mezcla de azúcares. Hay, por tanto, algunas diferencias claras en la absorción, digestión y metabolismo entre la fructosa y la glucosa.

El hígado; La leptina y la obesidad.

El hígado es el principal lugar de metabolismo de la fructosa. En el hígado, la fructosa puede ser convertida en derivados de glucosa y almacenada como glucógeno del hígado (lo que es bueno si tu estuvieras físicamente activo). Sin embargo, la capacidad del hígado para hacer esto es limitada, lo cual no es muy bueno. Si consumes en una sola toma una gran cantidad de fructosa, llegará al hígado y se convertirá en grasa. Esta reacción es más prominente en personas con lípidos sanguíneos elevados, resistentes a la insulina, o con diabetes tipo II.

Los niveles sanguíneos de fructosa no están directamente sujetos a la regulación hormonal. Esta es una de las razones por la cual la fructosa tiene una respuesta de bajo índice glicémico, lo que es muchas veces, considerado un punto positivo. Pero por otro lado, mientras el consumo elevado de fructosa puede llevar a la síntesis de grasa, ella falla al estimular la producción de leptina.

Se preguntarán ¿qué es la leptina?, es una hormona involucrada en la regulación del peso corporal. 

La disminución de la producción de leptina  es asociada con la ingestión crónica de alta fructosa. La leptina se origina en diversos tejidos, principalmente en el tejido adiposo (grasa corporal) y es secretada a la sangre, por donde viaja hasta el cerebro y otros tejidos.

En otras palabras, mientras tus niveles de leptina sean bajos, no se envían señales de saciedad a tu cerebro por lo tanto te seguirás sintiendo Falta de saciedadhambriento y probablemente comas más de lo debido.

Aunque la fructosa sea baja en la escala de glucemia, y puede ayudar a reponer el glucógeno en el hígado, en personas físicamente muy activas, la excesiva ingesta de fructosa puede llevar a la obesidad central, bajos niveles de colesterol bueno, altos niveles de colesterol malo, triglicéridos elevados y poco control del apetito.

 

Conclusión

Si no eres una persona que haga mucho ejercicio, opta por comer frutas y verduras con bajos niveles de fructosa, y evita la comida chatarra, dulces, refrescos y comida procesada. Si eres un atleta de alto rendimiento o simplemente alguien que se mantiene en forma, lo más probable sea que ya tengas asesoramiento en tu nutrición en base a tus actividades y características físicas. La fructosa te ayudará a recuperar tus niveles de glucógeno perdidos durante tu entrenamiento.

Esperamos que te haya gustado y servido esta información. Cualquier pregunta o comentario que tengas no dudes en escribirnos!.

Sobre el/la autor/a Jose Luis Godínez Carranza

Ocupación: Health Coach. Educación: Licenciado en Biología. Dr. en ciencias bioquímicas con especialidad en nutrición deportiva. Bio: Especialista en facilitar que las personas consigan resultados extraordinarios tanto en el ámbito de la salud, como en el deportivo y personal. Ayudo a las personas a alcanzar sus objetivos de salud, bienestar personal, ejercicio y deporte. Apoyo en el día a día a los profesionales que se ven involucrados en este proceso. Me gusta impulsar y motivar a la gente para que supere lo que le limita y así alcance sus metas.

Entradas relacionadas

Los mejores alimentos para aumentar la masa muscular

Marisol Bejarano García

Como prepararme para el invierno y no subir de peso

fitnessdigital

Quieres mejorar tus hábitos alimenticios ¡Re-organiza tu refrigerador!

fitnessdigital

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, acepta las normas de tratamiento y almacenamiento de datos de este sitio web.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de privacidad. Aceptar Leer Más