• Home
  • Salud
  • 5 Datos que demuestran si padeces Linfedema /Lipedema.
Enfermedades y lesiones Salud

5 Datos que demuestran si padeces Linfedema /Lipedema.

Lipedema /Linfedema

Conforme pasan los años la medicina progresa a pasos agigantados, pero al igual que ocurre esto, algunas enfermedades que eran simples, terminan mutando/evolucionando al igual que la medicina. Y es ahí cuando nuestra salud se encuentra en riesgo. Es por eso que hot te hablaremos de una enfermedad que está ocasionando cambios extremos en el cuerpo, te hablamos de Linfedema /Lipedema.

Nos hemos acercado hasta la realidad de las personas afectadas por dos enfermedades bastante desconocidas como son el Linfedema y el Lipedema.

¿Que son?

De manera general te decimos que son enfermedades que provocan el acumulo local de volumen (masa corporal) de manera desproporcionada en la mitad inferior del cuerpo, es una patología relativamente frecuente que afecta entre un 12% y un 20% de la población mundial femenina.

Para que comprendas mejor lo que tratamos de explicarte, te detallaremos en que consiste cada una de estas enfermedades.

¿Que es Lipedema y Linfedema?

El lipedema es un trastorno del tejido adiposo que se produce casi exclusivamente en las mujeres. Consiste en la inflamación y proliferación patológica de células grasas.
Se ve a menudo, en sus inicios, en mujeres delgadas que muestran un aumento de la capa grasa de muslos y caderas, desproporcionada en cuanto al resto del cuerpo, observándose el fenómeno de “piel de naranja” muy acentuado.

Mientras que linfedema es una enfermedad crónica, caracterizada por el acumulo de líquido (linfa) en los tejidos.

Linfedema /Lipedema
Linfedema /Lipedema

Causas y síntomas

En la lipedema se produce una hinchazón simétrica de las piernas, que altera la silueta de forma que hay una desproporción entre las piernas y el resto del cuerpo. La sensación de pesadez se acompaña de una hipersensibilidad al dolor (una leve presión sobre el tejido se convierte en dolorosa) y fragilidad capilar, con formación frecuente de hematomas espontáneos o ante mínimos traumatismos.

Los primeros síntomas aparecen en la pubertad, y van empeorando poco a poco con la edad.

Los signos y síntomas del linfedema, que aparece en la pierna o brazo afectado, comprenden los siguientes:

  • Hinchazón de todo o parte del brazo o la pierna, incluso los dedos de los pies y de las manos
  • Sensación de pesadez o rigidez
  • Amplitud de movimiento limitada
  • Dolor o molestia
  • Infecciones recurrentes
  • Endurecimiento y engrosamiento de la piel (fibrosis)

La hinchazón producida por el linfedema puede comprender desde cambios leves y apenas notorios en el tamaño de las piernas o de los brazos hasta cambios extremos que dificultan el uso de las extremidades. Es posible que el linfedema producido por el tratamiento oncológico no aparezca sino hasta meses o años después de este.

¿Existe tratamiento?

Para disminuir el riesgo de linfedema, trata de hacer lo siguiente:

  • Protege el brazo o la pierna. Evita lesionarte la extremidad afectada. Los cortes, raspaduras y quemaduras pueden promover las infecciones. Protégete de los objetos punzantes o cortantes. Por ejemplo, aféitate con una afeitadora eléctrica, usa guantes cuando hagas tareas de jardinería o para cocinar, y usa dedales para coser. Si es posible, evita los procedimientos médicos, como extracciones de sangre y vacunas, en la extremidad afectada.
  • Deja descansar el brazo o la pierna mientras se recupera. Después del tratamiento oncológico, se recomienda hacer ejercicios y estiramiento. Sin embargo, evita las actividades extenuantes hasta que te hayas recuperado de la cirugía o de la radiación.
  • Evita el calor en el brazo o en la pierna. No apliques hielo ni calor, como una almohadilla de calor, en la extremidad afectada. Además, protege la extremidad afectada del frío extremo.
  • Eleva el brazo o la pierna. Cuando sea posible, eleva la extremidad afectada por encima del nivel del corazón.
  • Evita la ropa ajustada. Evita cualquier prenda que pueda presionar el brazo o la pierna, como las prendas ajustadas y, en el caso del brazo, también evita los brazaletes para tomar la presión arterial. Pide que te tomen la presión arterial en el otro brazo.
  • Mantén limpio el brazo o la pierna. El cuidado de la piel y de las uñas es de máxima prioridad. Revisa la piel del brazo o la pierna de forma diaria, busca cambios o cortes en la piel que puedan producir una infección. No camines descalzo.

En el caso de lipedema el tratamiento es individualizado y debe adaptarse a la situación clínica de cada paciente.

El médico en la consulta diseñará un plan de tratamiento específico para cada caso, combinando los siguientes métodos:

  • Prendas de contención: son fundamentales y deben formar siempre parte del tratamiento, dado que mantienen los efectos conseguidos con las técnicas de drenaje y eliminación de grasa.
  • Drenaje linfático manual.
  • Presoterapia.
  • Ondas de choque.
  • Mesoterapia.
  • Radiofrecuencia.
  • Láser de Neodimio Yag, si hay flaccidez asociada.

 

Entradas relacionadas

5 Alimentos que no debes de comer si padeces de colitis

fitnessdigital

Protege tu corazón de un Trastorno Pericardio

fitnessdigital

Deporte y asma ¿que hacer para sobrellevarlo?

fitnessdigital

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, acepta las normas de tratamiento y almacenamiento de datos de este sitio web.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de privacidad. Aceptar Leer Más